martes, 16 de noviembre de 2010

Loyola II

Y ahí andaba yo en menesteres tales que cuando me encontré en la esquina de Seminario con Bilbao, me tocó ser testigo de la versión 2.0 del Guatón Loyola.

Dos hombres jóvenes que venían en un camión 3/4, estaban furiosos con el desempeño automovilístico de un señor de app 60 años, que mal conducía un sedán.

Taco por Seminario, taco por Bilbao... taco, taco, taco. Todos furiosos.

Ahí mismo esperaba yo que cambiara el semáforo cuando los dos vehículos doblaron en medio de chuchadas que iban y venían. El señor (Loyola II) que aparentemente tenía la culpa, estaba furioso. Tantos eran los improperios que los jóvenes del camión se bajaron, uno de ellos con un fierro.

Supe que la cosa se vería negra. El señor cometió el error de salir de su auto, protegiéndose con la puerta....error crucial.

Alzaban brazos y mentones, se garabateaban, el fierro bailaba en el aire. Yo dije, cómo no voy a actuar como buena samaritana, si me acerco posiblemente pueda calmar la cosa...cómo no voy a poder ser conciliadora.

Y con esos pensamientos a cuesta más las bolsas del supermercado me comencé a acercar (total, yo ya estaba a 10 pasos), pero justo en ese instante el señor cometió otro error gravísimo...  le tocó el brazo a uno de los del camión. Y ahí empezó la batalla de escupes que me hizo girar sobre mis tobillos a gran velocidad. De los escupes a los combos hay un leve trecho.

Yo no sé si será la necesidad varonil de demostrarse digno o dárselas de encachao recibiendo hasta los "combos que se perdían", pero ese señor siguió palabreando sin parar. Y lo dejaron para la historia.

Se subieron al camión.. y el señor fue hasta allá para seguir con los insultos mientras se limpiaba la sangre de narices con el envés de la mano. De repente lo veo correr de vuelta y vi como le dieron con el fierro en la espalda.

A esas alturas ya me había dado la verde, así es que crucé y me fui.

Mientras me alejaba, escuché a una señora que decía "...pero si al viejo le gusta la tontera, sigue y sigue...".
Es que con el Loyola no hay quien pueda pueh señora, tiene que quedar como cacerola!

http://diario.elmercurio.com/modulos/merc_ag/chilenos/notas.htm

jueves, 11 de noviembre de 2010

Que hacer cuando una persona conocida se corta las venas...


Qué hacer cuando una persona a penas conocida se corta las venas...

******ADVERTENCIA***** Este post está dirigido a aquellas personas que se encuentran en la disyuntiva de abrir o no la puerta a aquel vecino jugoso que está pidiendo auxilio porque su suicidio está resultando mal.  Si usted es una persona sensibilizada con respecto a este tema, por favor NO LEA ESTE POST. No está dirigido a padres, ni amigos, ni a hermanos, ni a personas que sientan afecto por un ser querido en apuros. Ni busca otorgar consuelo o apoyo sicológico. Muchas Gracias!******
 

¿Qué es lo primero que una debe hacer cuando se encuentra con una persona que se ha cortado las venas o al menos cree haberse cortado las venas?

Esa pregunta la puse en Google y me aparecieron miles de estupideces. Y resulta que me parece necesario tener claro qué hacer en casos como este, porque si bien no es un episodio de todos los días lo puede ser cada 15 años, y la forma en que una reaccione hace que el curso de los eventos tome rumbos dispares. 

Por ejemplo, tengo una amiga a quien se le presentó el "pololo pateado" en la oficina de su papá con las venas cortadas, ella lo echó con viento fresco, gritándole que cómo se le ocurría manchar la alfombra y que se fuera a morir afuera.

Ahora, si usted se sensibiliza con la situación, he aquí algunas recomendaciones que le pueden servir. Léase como un Manual si se quiere, espero sea de utilidad.

Primero:

Cuando un "suicida" le pide ayuda.. es porque de verdad NO se quiere morir, entonces le llamamos "falso suicida" (FS desde ahora). Y el hecho de haberse cortado las venas es "The Ultimate Drama Queen". Lo más importante al enfrentar la situación es que el FS no se le muera... ahí el cacho es grande. Por lo tanto la URGENCIA es independiente de qué tan cercano sea el o la FS para usted.

Segundo:

Evaluar el nivel de daño. Por lo general el "dramita" viene acompañado de ingesta de pastillas o alcohol, por lo tanto el corte en las muñecas o tobillos no es "limpio" así es que evite entrar en pánico al ver la herida o el derrame de sangre a su alrededor.

Tercero:

¿Y ahora qué hago? Si el/la FS ya realizó la ingesta de píldoras se debe hacer el esfuerzo de mantener despierta a la persona, posiblemente basta con preguntarle "qué le pasa?" para mantener al FS hablando. No preste atención al gatillante, probablemente fue una estupidez o un drama sonso, lo importante es el relato cronológico de los hechos. Debe usted calcular el tiempo entre que se tomó las pastillas para saber cuánto tiempo tiene para llevar a esa persona a un centro asistencial antes de que ya no pueda caminar. Cargar a alguien en peso muerto es IMPOSIBLE. Mientras usted escucha y calcula DEBE hacer lo posible por detener la o las hemorragias. Si esta sale a borbotones...la cosa es fea, haga un nudo con calcetín, cordón o similar, entre la herida y el corazón . Si sale como manantial, póngale algo de tela en la herida y presione (si usa ropa, no use la propia... USE LA DEL FS). 

Cuarto:

¿Contingencias? Si llamó usted al 131 y le dijeron que no podían ir, que tiene que llamar al 133, tiene usted dos opciones:
- Colgar y llamar de nuevo, mentir y decir que fue un accidente casero.
- Mandarlos a la mierda y amenazar con demanda, los medios de comunicación, "estoy grabando esta conversación" y lo que se le ocurra.

Si nada de lo anterior resulta, salga de la casa, pida ayuda a alguna persona con vehículo que no sea muy escrupulosa. Si nada de lo anterior funciona, póngale ropa al FS que disimule las manchas de sangre y tome un taxi, páguele al taxista con algún objeto del FS, reloj, celular o lo que sea... no gaste $ de la propia porque es sin retorno. Trate de llevar el carnet del FS.

Quinto:

Una vez que FS esté siendo atendido/a, ubique a un familiar o afín que se haga cargo del cachito, recuerde, no debe involucrarse demasiado, sea frío y calculador. Si en la posta o centro asistencial le preguntan por los hechos... usted no tiene idea, solo le entendió que tomó pastillas o alcohol, según corresponda. Suicidarse en Chile es ILEGAL, no hable más de la cuenta. Trate de hacer lo posible por no estar solo/a, después le pueden cobrar la atención médica de urgencia.

Sexto:

Responsabilidades. En caso que no pudiese encontrar a nadie que le releve, apechugue con el cacho, espere a que le den de alta y si no tiene para pagar... no pague.. FONASA paga. NO SE LLEVE AL FS A SU CASA. En el camino de regreso mantenga el silencio pero con cara de rabia, y si FS empieza a disculparse... cállese.. está bien que FS se sienta culpable, porque le ha dado a usted uno de los peores recuerdos de su vida.

No establezca una relación de amistad con FS, y si pasan los años y se lo encuentra por ahí, pregúntele inmediatamente por las heridas y recuérdele "la tallita", insisto, le dio usted uno de los peores recuerdos de su vida.

domingo, 7 de noviembre de 2010

Regalo León

Cuando vi este video supe que era el regalo perfecto para mi sobrino... ama los leones, especialmente en su estado natural. Se lo di a mi mami cuando la vi en La Serena y estaba espectante a saber qué decía mi sobrino.

Hoy me llamó para agradecerme el DVD. Me dice así:

Sobrino: (con entusiasmo) te llamé para darte las gracias por la película de los leones, me gustó mucho.
Babosa Tía: ...qué bueno. Y qué salía?
Sobrino: habían una mamá elefante con su hijo elefante que se quedaban solos... y primero moría la mamá y el elefantito se quedaba solo. Después el elefante chiquitito moría de hambre y sed y se moría... y se lo comían los leones...
Enmudecida Tía: (Silencio)....... y qué bueno que te gustó. Te van a llevar a ver Harry Potter?

Claro, en mis tiempos una veía Bambi y tenía para llorar unos 5 años. En los tiempos de mi hermano creo que fue el Rey León.

Pero ahora...claramente las cosas son distintas.


Al menos el DVD le gustó!

PD: mi sobrino se va a llamar Emilio Ignacio.


jueves, 4 de noviembre de 2010

La Serena

(con cara de felicidad 'degustando' el mar)

La Serena es la ciudad natal de mi mamita.

Allá me fui a juntar con ella que andaba por asuntos de Escritora y yo de colada solo para verla por tercera ocasión en el año. Y como nunca yo había visitado esa ciudad, qué mejor que me la mostrara ella.

Fuimos con el grupo de escritores a Monte Grande, Vicuña, Elqui. Me compró un Licor (destilado) de Nísperos, dedicado con mi precioso nombre que ella misma me regaló. 

En La Serena me dio el Tour de las Iglesias... maravilloso.
Me mostró el lugar donde con las compañeras escuchaban canciones de un Wurlitzer, a "la pasada" de ir a rezar a la Santa más lejana del Colegio.
Me mostró su Colegio/Internado, que cumple este año 155 años! uf! y ella estuvo ahí hace 45...una cagá. Me mostró (por fuera), la palmera de más de 300 años, el Teatro, la Iglesia, las habitaciones de las monjas, las salas, etc. Un inmenso colegio. Ella dice que no entiende esas historias terribles que se cuentan de los internados de monja..tiene los mejores recuerdos de ese lugar.
Me mostró el centro, La Recova, la Avenida de las Estatuas, la limpieza de las calles, me llevó al Jardín Japonés.

Me llevó a Coquimbo, a cuadras de una cruz gigante "La Cruz del Tercer Milenio", me llevó a andar en bote por el borde costero de esa ciudad, me mostró de lejitos la Mezquita, me llevó a la feria artesanal, a la plaza. Comimos papayas confitadas.

Hasta que me llevó al Aeropuerto donde ya no me gustó nadita la cuestión. Se iba a medio día. Tenía vuelo a Antofagasta con transbordo para Iquique.
Ahí quedé llorando, como niñita perdida en la calle. Mi bus salía a las 23:40 hrs con destino a la capital.

La hermana que viene después de ella, vive en La Serena y me invitó a almorzar a su casa (casa de la hija). Allá encontré a mi prima Gena (con sus 3 retoños) y su hermana Jéssica, mi otra prima. Ahí lo pasé chancho, me reí, hablamos de libros y Harry Potter, almorcé, tomé once, escuché y me encanté con una familia que no veía hace millones de años (más de 20).

Me resfrié... otra vez. Dormí en el Bus a pesar del olor de la señora a mi lado derecho y los estornudos del señor de mi lado izquierdo. 

Pero claro... lo comido y lo bailado, no me lo quita nadie... verdad?

Al amigo Julito

Hace años atrás... muchos. viví en una pensión de estudiantes mientras hacía mi práctica profesional. Había yo ya decidido irme a vivir a la capital y como buena niña que soy, avisé con anticipación de mi partida a la dueña de la mencionada pensión.

El asunto es que al tiempo después mi buen amigo Julio Miralles, me pidió auxilio ya que se había quedado sin techo. Le ofrecí humildemente mi pieza y mi cama. Para celebrar nos tomamos un par de botellas de vino y leímos poesía, nos burlamos del mundo y dormimos hasta... hasta que a las 8 de la mañana apareció por mi puerta la dueña de la pensión para recordarme que ESE era el día en que yo debía entregar la pieza. Y ahí mismo recordé que no le había avisado que mi viaje estaba aplazado, porque me había incorporado al equipo de una obra de teatro (última actividad que realizaba en mi ciudad natal).

Quedamos los dos en la calle. Me ayudó a embalar a la velocidad de la luz. Mientras embalábamos yo entre risotadas le pedía perdón por no poder cumplir con mi ofrecimiento.. a lo que él me contestó "...no te preocupes, eso es lo de menos, yo en tu lugar estaría deshecha llorando y desesperada sin saber dónde ir...". Claro...ni siquiera lo había pensado. Solo pensaba en la brillante idea que se me había ocurrido, mandarme todas mis cajas por bus, por pagar, a mi mismo nombre a la capital... total igual me iba para allá en un par de meses. Dónde dormir era un TEMA que aún no llegaba ni a pensar.

Ese día teníamos ensayo de Teatro (él era el autor y parte del elenco, y yo era la del sonido e iluminación... iluminación?), y en el ensayo contamos a viva carcajada lo que nos había pasado. Nadie reía más que nosotros. La Directora de la Obra, amiga de los dos, me ofreció una pieza en su casa... Julito.. ni idea quién lo recibió. Luego yo me fui a Santiago y en 10 años lo vi solo una vez (foto). No lo quise ver más porque después de habernos hecho a varios el cuento del lobo con respecto al VIH, finalmente era que sí lo tenía. Eso le desmejoró la salud y al Damo de las Camelias se le ocurrió partir el 23 de Marzo del 2008.

Al parecer lo enterraron en Vicuña, donde pasó su infancia y juventud. Y ahora que estuve en Vicuña no pude pasar a verlo... verlo? Si ya no está, lo recordamos muchos, pero no está, no está físicamente.

Él me dedicó un libro una vez y lo encabezó escribiendo "A la encarnación del Efecto Mariposa..."...él siempre tan asertivo!