jueves, 27 de agosto de 2009

Gabriela Mistral

He estado leyendo un libro de Virginia Vidal sobre Gabriela Mistral. "Agua Viva. Gabriela Mistral y la juventud."

La idea antigua que tenía de la 'famosa' escritora Chilena, era la de una señora falta de alegría en la vida y que por el solo hecho de escribir rondas... había saltado a la fama.

Pero ver a Gabriela Mistral a traves de los ojos de Virginia Vidal ha sido una experiencia tan enriquecedora que me trajo una idea nueva.
(Y esta idea nueva me causó mucha gracia al ver que coincidía con la salida del nuevo billete de $5.000 ...donde hasta se ve hermosa.)

La señora Virginia la describe con hechos. La describe desde la hija que fue, describe esos episodios injustos al que fue expuesta desde muy chica y que la marcaron como una combatiente de las injusticias para toda la vida... toda una heroína. Despreciada hasta el cansancio. Con un profundo amor a la lectura, especialmente los autores rusos (de esos que con suerte una ha leido 2 libros y ha visto 3 películas). Dulce.... si dulce!!! Cada vez que paso por el cerro Sta Lucía y veo el mural de azulejos, siento sino desprecio por la cara de Gabriela... y la Sra. Virgina la describe dulce.

Y de paso me entero que el famoso pintor Roberto Matta, de jóven se dejó caer en casa de la poeta cuando recidía en España, pegándole en la pera y enamorándose de paso.

Que Pablo Neruda le mostró lo que escribía cuando era un lolo desgarbado y temucano.

Que redactó los "Derechos del niño".

Que crió (junto con una 'amiga' mejicana) un sobrino como hijo, quien se suicidó envenenándose herido tal vez por un amor imposible.

Que era perteneciente de la Orden Tercera de San Francisco.

Que era ultra fan de Selma Lagerlöff (primera mujer con Premio Nobel).

Que Francisco Coloane la admiraba por sus creaciones únicas, como un poema en prosa que ella escribió sobre la madre de Judas.

Que tenía una veta de periodista de la que nadie habla.

Que bailaba woogie-boogie.

Que de sus obras la que más le gustaba era "Tala".

Que se llamaba Lucila de María del Perpetuo Socorro.

Que nació un Lunes de Otoño y falleció un Jueves de Invierno.


Esas cosas aprendí de la primera y única mujer chilena que ha sido premiada con un Nobel. Lástima que sea menos apreciada entre nosotros que en otros lugares como México o Portugal.

Después de leer el libro soy una convencida que la señora era lesbiana. Especialmente por el desprecio de la sociedad Chilena hacia ella y por la descripción de sus relaciones con 2 de las mujeres más importantes de su vida adulta. Hace harto tiempo que en Chile se especula de su vida sexual. Hay quienes dicen que "no importa qué era, lo importante es la obra que dejó", hay otros que dicen "imposible, si se sabe que al menos estuvo enamorada de un hombre".

Yo creo en la importancia de decir 'que la mujer de mayor reconocimiento intectual en la historia de nuestro país era lesbiana', es una reinvindicación, es un reconocimiento, es decir que no somos unas atrocidades; es decir que somos comunes y corrientes... y que somos excepcionales; es comprender que somos una realidad de la que también podemos estar orgullosos como país.

Gabriela Mistral era eminencia y sobresalió por la forma en que se expresó. Ella amó y fue amada... de relaciones largas y estables. Humilde y sencilla. Buena para fumar y para acostarse tarde. Dicen que media un metro ochenta y que era muy cálida.

Mil gracias a Virginia Vidal por su libro.

Está disponible para préstamo!

1 comentario:

Ayalen dijo...

Yo te cobro el préstamo... y es cierto que la vida de Gabriela está llena de muchos matices más que simplemente "piececitos de niño". Es una mujer alucinante en todo orden de cosas.