viernes, 27 de febrero de 2009

Saboreando un Unusual Mighty Zinfandel!

mmmmm cómo explicar el sabor que aún me queda en la boca, luego de probar tan exquisito manjar..................

Desde que tomé el ramo de Vitivinicultura en la universidad (12 años atrás), me quedó un tímido gusto por los vinos. Por muchos años dejé de lado este gustillo.

Pero hace unos años que lo pude retomar.

La cosa es que en una oportunidad en que trabajaba en una empresa de semillas, me tocó sacar a pasear a la esposa de un gringo que venía de visita y a dar unas charlas acerca de un tipo especial de pastos (para golf). Me encalillaron a la gringa, era canuta y además buena para los sumos de uva. Así es que se me ocurrió llevarla al cerro San Cristobal.

En este cerro se puede encontrar una tremenda virgen y una enoteca. La Gringa en cuestión quedó facinada con el lugar... y con la enoteca.. mucho más. Tomamos como si fuera el fin del mundo (a esas alturas mi inglés era mucho más fluido), yo le presenté un vino que me gustaba mucho y que recién empezaba yo a conocer...la cepa Carmeniere. Y ella me presentó una cepa que, si bien tiene un origen europeo, es característica de los valles de California (USA)... deliciosa!!!! me encantó... aromática, suave y algo dulce... Zinfandel. En la enoteca costaba como $10.900 y por recomendación de la misma persona que nos atendió, lo encontré luego en el supermercado a $2.000. Bueno con la gringa hicimos tan buenas migas que me regaló la botella. Y debo agregar que al final de la jornada ya ni el inglés entendía, especialmente cuando la gringa me gritaba "wuan.wey.strit", y yo manejaba como pedro por su casa en contra del tránsito. En fin... me enamoré del Zinfandel o Zinphandel.

Acá en Chile el viejito Cánepa se trajo la cepa. Y la puso como en dos lugares distintos. Pero claro! como tomar vino no asegura una vida eterna... el caballero se murió y hasta ahi no más quedó la producción del bendito Zinfandel de Viña Cánepa. Por más que lo buscaba no lo encontraba. Años. Perdí la esperanza de probarlo de nuevo en la vida.

Y este mes recibí la sorpresa de mi vida cuando mi Su maravillosa me regaló una Tronca botella de ...... siiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiii!!! ZINFADEL!!!!!!

Desmayo, desmayo, desmayo!

Una de las hijas del caballero conservó las viñas y las agregaron a la línea de productos de TerraMater (aceites de oliva principalmente). Edición limitada dice la caja. Y dice en su wen inglés:

Inusual Todopoderoso Zinfandel, del Valle de Maipo, 100% Zinfandel sin filtrar; filas seleccionadas de campos bajos, con régimen deficitario de riego; primavera fría y especialmente verano largo y seco, con altas temperaturas durante el día y muy frías durante la noche; ESCOGIDO A MANO DURANTE LA ÚLTIMA SEMANA DE ABRIL; 27 días de maceración; con completa fermentación maloláctica en roble; proceso de envejecimiento de 16 meses en nuevas barricas de roble 100% francés; 14,5% alcohol.

Con esta reseña... se me hacía agua la boca. Y hace dos horas que lo abrí para robarme una copa de la botella (para luego volverla a encerrar), quería sentir el roble francés y las manos de las seleccionadoras que sacaron estos racimos para hacer este brebaje divino.... y saben qué?


No me decepcionó.... me encantó, su aroma, en boca alcóholico de comienzo y aromático de final, suave y encantador. M A R A V I L L O S O !!!!!!!

Gracias amor de mi vida por permitirme este tremendo gusto, espero me perdones por querer dormir con la botella en vez de usted.

Gracias mil veces por regalonearme así y perdóname por no querer convidarte ni una gota más de MI vinito.

Te amo y ................... SALUD!

1 comentario:

la madrileña dijo...

mmm, no dudo de que el vino en cuestión merezca tantos elogios...pero voy a tener que contra atacar con uno de esta parte del mundo...
a ver como me las apaño..

tengo que ir a ese cerro como sea¡¡

besos