miércoles, 13 de diciembre de 2006

De todo un poco: Del Rafting, del cambio de pega y el Colo.

Y fuimos al Rafting el Viernes (del fin de semana largo... auspicio de Maria, la virgen), increible creo que no asumí a lo que iba hasta que estuve arriba del bote. La indumentaria era graciosísima. Nos dieron un traje de neopren, zapatilla de idem, un short y una especie de cortaviento con mangas largas, el chaleco salvavidas y el casco. Estábamos todos listos para despegar.

Y digo todos porque fuimos en grupo: La Susana, la Carolanka, su Hermano y la polola de este, más una profesora de las niñas y quien escribe. Eramos 6 y en el bote nos incluyeron a un Salvadoreño. Los hombres en la punta, la Su y yo detrás y el resto de la comitiva a la cola. Nos dieron instrucciones en tierra y en el bote. Para saber qué hacer en caso de que uno se caiga al agua o qué hacer con las instrucciones del guia (que por cierto viaja con uno en la popa del bote en un asiento especial y con 2 remos gigantes).

Bueno como contaba recién, no asumí a lo que iba hasta que puse un pie en el bote, había agua y estaba helada, pero h e l a d a. Nos sentamos todos y luego de recibir un mini curso para uso de remo comenzamos. Cuando el instructor gritaba "Adelante!" teníamos todos que remar hacia... adelante. Si gritaba "Alto!" (que más bien se escuchaba "Ahdto!"), debíamos sacar los remos del agua. Si gritaba "al piso!!!" había que tirarse al piso del bote (claro, una jamás entiende el porqué de esa instrucción hasta que vez una ola enorme y quieres salir arrancando), si gritaba "Atrás!" había que remar en reversa....y otras instrucciones que jamás usamos. Una señorita nos ofreció sacarnos fotos, pero por votación unánime desistimos (cuestión de lucas), ella vestía unos jeans azules y una camiseta negra, con un sombrero a lo Indiana Jones. Nós recodó a una señorita del comercial de Lady SpeedStick... Bárbara Blade!

Al comienzo me sentía como en un regimiento o terapia motivacional. Especialmente con esos gritos "Cómo estamos equipo!!!" donde una irremediablemente contestaba "yeeeeeeeaaaaa!" tan eufórica como el Salvadoreño. Cuando sentí el golpe de la primera ola en mi cara, caché que lo que una ve en la tele no es nada similar. El rio estaba grado 4, mani. Me imagino que eso califica para "Algo Bravo". Estuve todo el viaje obsesionada con que alguien del bote se caería, se me quitó todo cuando realmente sentí que era yo la que perdía el equilibrio, pensé que saldría fuera de borda, pero un ápice de equilibrio y rapidez para enganchar mi pie en el del salvadoreño, me salvó. Las bromas iban y venian, en especial en un descanzo que hicieron todos los botes después que un guia en Cayak (Kayac?), casi se cae a un remolino.

Lo pasé genial, me dió pena cuando terminamos la ruta, especialmente porque ya no saltaríamos olas de rio café, ni veríamos a la Bárbara Blade a cada rato tomando fotos desde el camino.

Fue genial! lo pasé muy bien. Después nos llevaron de vuelta a este complejo OutDoors, hicimos un asado, almorzamos, sobremesa laarga y terminamos a los pies del rio tomando sol algunos, conversando otros y durmiendo, solo yo.

El resto del fin de semana lo pasé de visita en al casa de la Su, fuimos el Sábado al Mall a dejar mi pc para que lo arreglaran, pasamos donde la Gioco a tomar cerveza y a buscar mi bici, y el Domingo lo pasamos con su prima (muy dije ella).

El Dgo en la noche yo ya estaba mal pensando en qué hacer, porque definitivamente no había alcanzado la meta este mes para recibir sueldo. Decidí renunciar.

Bueno hoy Miércoles, acabo de renunciar a la compañía y desde el Lunes a las 19 hrs. que estoy trabajando de Garzona a 4 cuadras de donde vivo.

En lucas es mejor, pero dependo de las propinas. Tengo menos tiempo para ver a mi baby, pero por lo menos tengo la oportunidad de ganar dinero para pagar las cuentas (no todas, me va a faltar para pagar la cuota del crédito universitario), eso me deja más tranquila.

La extraño harto, anoche se quedó conmigo. Hace tiempo que no tenía la oportunidad de contemplarla. De quedarme apasiblemente mirándola, con el corazón latiendo despacito, casi sin respirar. Rogándole en silencio a Dios que no me la quite.

Envidio su tranquilidad y su seguridad. Ella se siente segura. Yo en cambio siempre pienso que es la última vez, por lo tanto la disfruto mucho ... hasta que me entero que no la voy a ver por varios días o que ya nos vamos a separar y me pongo tremendamente idiota e insoportable. Esa manía de una de cagarla al final... no?

En fin, su corazón es grande y algo de paciencia me tiene. Le agradezco todo lo que me hizo reir entre ayer y hoy, todo lo que me regaloneó y me masajeó (porque cónchale! que duelen los pies al final del día de la garzona).

Le estoy agarrando mucho cariño al oficio y ha sido muy agradable despertar sin ese strees de tener que escuchar las charlas o penqueos del jefe a las 8:30 am.

Ahora me tengo que ir, me toca el segundo turno del dia y más encima hay partido de fútbol. Juega el Colo-colo y parece que es importante porque todo Santiago anda con la camiseta de ese equipo. En el Restautante van a transmitirlo, supongo que será mucha cerveza y mucho grito. Valor!!!!

Ce ache i, ele e ..... C o l o c o l o de Chilé!!!!

y olé olé olé olé olé........

3 comentarios:

La dijo...

jajajjaajajajjaja. que buen relato! pobrecita baby mía que va a tener que mamarse esos gritos futboleros de barra... con voz de barra!!! con lo que te gustan, ejjeje. yo acá esperaré hasta que me llames cuando llegues a tu casa.. lindaaaaaaaaaa

Anónimo dijo...

Amiga la pega de la que te hable aquella vez se funo nos gano un apitutao que no tiene idea de na, pero en fin. Yo ya estoy en otra te envio un correo para darte mas datos por si te interesa.
Un besote...
Carnille

Anónimo dijo...

chuika, que lata saber que estas sin trabajo.pero has hecho una vida de tus aventuras.
Mesera?, la mejor sonrisa es lo mejor para una buena propina...