sábado, 28 de octubre de 2006

De un Sábado a otro.


Bueeeeno hay muchas cosas que pasan en una semana. Para mi, lo más destacable fue el cumplimiento del primer mes de pololeo.

Ejale, asi como el primer beso, el primer mes fue inolvidable.
De esos que te arrancan un suspiro laaaargo y satisfactorio.


Mmmm sí, si debo recordar algo de esta semana es su compañia, es la celebración del primer mes juntas como pololas o novias o mujeres o esposas. Por que nada más importó esta semana, ni el trabajo, ni el cansancio, ni la falta de sueño, nada más. Y precisamente este fin de semana ha sido difícil, porque no está. Llenar estas horas es todo un desafio. La extraño con el alma. Siento un vacio que marea. No quiero hacer nada ni ver a nadie.

Qué puedo rescatar de la semana recién pasada???



Primero, siento que la he conocido mucho más. He visto su genio, su porfiadia (como buena libra), he disfrutado de su cariño, su dulzura y sus caricias. Ahora entiendo que cuando me contesta el teléfono muy seca es porque yo estoy hablando muy fuerte, o tiene gente muy cerca , o porque está haciendo algo más. Que cuando mira las vitrinas de comida es porque está pensando en comer. Que cuando se acerca más de lo normal, es para olerme. Que le carga que su pelo se le enrede o se le pegue al cuerpo. Le gusta que la regalonee y la atienda, que la escuche. Que le encanta que le haga muuuuucho cariño, masajes y cosas asi en forma espontánea. Y que si me mira en silencio mientras hablo, es porque le gusta escucharme y le gusta ver cómo se mueve mi boca. Ah! y lo que le gusta muuucho mucho, son mi besos. Sé que todavia me falta muhco por aprender, pero en eso estoy.



Ella es lejos el mejor Nervocalm que he tenido. Con ella me siento tranquila, en paz. Siento que nada más en el mundo importa, siento que nada malo puede pasar. Coincido con ella cuando me dijo que conmigo se sentía segura. Yo siento lo mismo con ella. En su compañia me siento segura, me siento feliz, me siento muy completa.



Segundo, esta semana nos proyectamos mucho y nos pasa lo mismo. De puro imaginarnos vivir juntas, se siente riiiiico. Como relajado, delicioso. La casa ordenada y el lavaplatos lleno de loza y tazas. Los Sábados y Domingos cama hasta las 12 o 13 hrs. La lavadora lavando sola y nosotras acostadas mirándonos a los ojos en silencio, disfrutando de la compañia mutua.



Siiiiiiii que delicia, que maravilla. Qué lástima que no podamos hacerlo altiro. Tanto que debe pasar para llegar a eso. Tanto, como lo que pasa de una semana a otra. Tiempo. Eso es, tiempo. Y entre tiempo y tiempo responsabilidades. Trabajo estable, titularse, arrendar algo, salir de la casa, tiempo. Cuanto? Nos tomará un año? Uf! Si a penas ha pasado un mes, me da trabajo pensar en 11 más.



Qué babosa!!!!!! llevo párrafos hablando de ella. Debe ser que realmente la estoy hechando mucho de menos. No pienso esperar al Lunes, mañana no se cómo, la veo. Aunque la tenga que esperar en la puerta de su casa.



Asi de alguna manera puedo marcar alguna diferencia entre este Sábado y el próximo. Hacer que la semana comience con mejor pie. De solo pensar en verla, me pongo ansiosa, me salta el corazón y se me corta el aire.



Por el momento el resto del mundo no importa, ni Chiledeportes, ni Fidel viejo y flaco, ni el Biodiesel, ni el incendio de California, ni la cesantia, ni el decomiso de medicamentos en el norte, ni la Feria del Libro, ni la exposición de Autos, ni la Bachellet, ni Benedicto...


Solo me importa mi Su.

2 comentarios:

Edu dijo...

Me alegra sinceramente por ti.... perdón por ustedes dos.

¡ Salud !... por ello.

Edu

Dragón del 96 dijo...

Sentirme romántico a esta hora de la noche... me hace tener sed.

Que bueno que hayas encontrado a alguien que te haga escribir esto, que la alegría continué y siga pa'lante.

Slaudos.